La Biografía Prohibida de Tabaré Vázquez










Nació en Montevideo en 1940. Es médico, político y expresidente. Fanático del reggaetón. Tiene cuatro hijos, una esposa y más despedidas que Araca la cana. Es Tabaré Ramón Vázquez Rosas, candidato a la presidencia por cuarta vez en representación del Frente Amplio (FA).  


TABARÉ VÁZQUEZ

Tabaré para sus compañeros, Vázquez para sus adversarios, “el Dotor Vázquez” para Larrañaga y Ramón para nadie, nació en una familia obrera de La Teja

El hecho de haber crecido en un hogar humilde, lo obligó a trabajar desde muy temprana edad. A los doce años comenzó una experiencia laboral que lo marcaría de por vida: la venta callejera de cigarrillos de contrabando.

El pequeño Tabaré atendía un modesto puestito en el centro de Montevideo, donde vendía los cigarrillos que su tío traía de contrabando desde Paraguay. El emprendimiento funcionó muy bien y numerosos puntos de venta se extendieron por toda la capital. De pronto, el hombre murió y Vázquez quedó como el principal dueño de la empresa; hasta que un primo, el hijo de su tío fallecido, le hizo un juicio y se quedó con el negocio. Vázquez juró vengarse: “un día voy a ser presidente y la gente no va a poder fumar ni abajo de la cama”, le habría dicho a su primo. Así fue que comenzó a militar y a estudiar para ser médico oncólogo: quería tener argumentos científicos para justificar su ira.

Durante su adolescencia y juventud, Vázquez se vio absorbido por el estudio y la militancia anti-tabaco. En 1960 fundó la CAP-L (Corriente Anti Pucho - Libertad), cuyo lema era “Habrá aire libre de humo de tabaco para todos, o para nadie”, y que combinaba la lucha por el socialismo con el enfrentamiento a las tabacaleras, en el entendido de que las poderosas empresas del cigarrillo sólo podían ser eliminadas mediante una revolución de izquierda. Documentos desclasificados de la CIA informan que la CAP-L estuvo a punto de tomar las armas para hacerse del poder e instaurar “un sistema económico y social basado en el anti-tabaquismo”.

Pero la CAP-L desaparece en 1962 luego de la expulsión de su otro miembro, Eleuterio Fernández Huidobro, a quien Vázquez descubrió con un sospechoso encendedor en el bolsillo de su camisa.

En 1971, Tabaré se suma al naciente Frente Amplio. En 1972 se gradúa como especialista en oncología y radioterapia, y en 1974 conoce a María Auxiliadora, quien hoy es su esposa. “Yo lo vi en un comité de base ―nos cuenta ella desde el sillón ubicado en una esquina del living, debajo de un enorme cuadro de la Virgen María envuelta en una bandera del Frente Amplio―. El comité quedaba enfrente a la iglesia a la que yo acudía… él me miraba mucho y parecía guiñarme un ojo… Y bueno, era un chico tan churro, y yo estaba soltera... así que me lo comí”, dice entre pícaras risitas. Al poco tiempo se casaron por civil y tres veces por iglesia (por las dudas).

En 1989 Vázquez es candidato a la Intendencia de Montevideo. Su primer discurso, ante una verdadera multitud, resultó incomprendido. Entre otras cosas, dijo: “Fuimos, somos y seremos una fuerza libre de humo de tabaco, obreros de la construcción de la patria sin nicotina”. Nadie aplaudió.
Inmediatamente cambió su estrategia y comenzó a hablar de política, escondiendo de ese modo los reales motivos de su militancia. Así ganó la elección en 1989 y se convirtió en intendente, y así llegó a la presidencia en 2005.
“Acceda al gabierna y camianza a instalar su sistama anti-tabaquisma can gran áxito”, opinó el politólogo Luis Eduardo González en la mesa de Mirtha Legrand, en un almuerzo que compartió con Iliana Calabró, Nelson el Hombre Rata, Ernesto Sábato y los hermanos Pimpinela. “Madidas populares cama el plan ceibal o antipáticas cama el veta al abarta sala sarvían para distraar miantras avanzaba en su cruzada anti-tabaca” dijo González luego de masticar el tiramisú de Iliana.

Lo cierto es que las leyes anti-tabaco resultaron exitosas: según una encuesta de Factum, en 2008 el 91% de los uruguayos consideraba que es mejor tomarse un litro de flit mata-mosquitos antes que fumarse un Nevada.

Vázquez deja la presidencia en 2010 con altos niveles de popularidad y en 2014 es nuevamente candidato a la presidencia por el FA, tras vencer en la interna a Constanza Moreira. Mucho se ha hablado de las diferencias entre ambos dirigentes, pero pocos saben que la verdadera razón del enfrentamiento es el gusto de Moreira por el cigarrillo. “Fuma como una hija de puta”, se indigna María Auxiliadora.  

Hoy, en medio de la campaña, nos preguntamos:

¿Ganará Vázquez las elecciones de 2014 y radicalizará las medidas anti-tabaco? Tabaré, ¿fuma abajo del agua? El anti-imperialismo, ¿se hará humo? ¿Quién se fuma a Cánepa? ¿Y dónde está Julio César Talamás?